result-3236285_1280 (1)

MENTORING: UNA HERRAMIENTA DE TRANSFERENCIA

El Mentoring es una de las herramientas más bonitas con las que me he encontrado en este camino de aprendizaje, identificándome con su práctica dada la flexibilidad con la que se desarrolla, su apertura y hasta lo holístico que puede llegar a ser.

Si nos remontamos a la Antigua Grecia, encontraremos que Ulises antes de marchar a la guerra de Troya, encomendó a Mentor el cuidado de su hogar y la educación de su hijo Telémaco. A través de los consejos de Mentor, quien era alguien más experimentado, le permitiría a Telémaco actuar de mejor forma en los momentos de incertidumbre, duda y poca claridad. Es así que una vez terminada la guerra, bajo el auspicio de Mentor, Telémaco aprendió a valerse por sí mismo y continuar el legado de su padre.

Entonces el QUÉ del Mentoring es el de una herramienta un poco más suelta y dinámica, más moldeable y su interacción entre las partes permite hacer transferencias de los resultados obtenidos por el Mentor, para que el Mentoriado los adquiera, procese y fortalezca, como si fueran patrones de excelencia.

Dado que uno de los insumos más importantes son los resultados obtenidos por el Mentor, el objetivo no solo es transferir los casos de éxito, dado que también se puede aprender de los resultados donde la falla, el error y el desacierto estuvieron presentes. Ambos son absolutamente valiosos, inclusive si me permites, el segundo es mucho más valioso, dado que del error se puede aprender más que del acierto.

Es interesante cuando al error se le da una forma diferente de interpretación, evitando verlo como algo malo, que se señala y/o castiga. Cuando se comprende, resalta, atesora y agradece genera en las personas la toma de consciencia para saber qué hacer si se presenta nuevamente una situación similar o, por el contrario, minimizar el impacto si debe vivir un proceso de aprendizaje similar. Ahora bien, recuerda que también aprendemos de las situaciones de otras personas y no necesariamente debo vivirlas. De todos modos, recurro a este refrán que dice: “Si te toca, así te quiten. Si no te toca, así te pongan”

El CÓMO de una sesión de Mentoring al igual que en Coaching, tiene tres partes, tres instancias o tres posiciones. Tenemos al Mentor, que es aquel que tiene la experiencia dada por el tiempo y que le ha permitido adquirir habilidades, conocimientos y resultados actuando como consejero o tutor. Tenemos al Mentoriado, que es la persona que está recibiendo, asimilando y profundizando las experiencias de su Mentor. Finalmente, la interacción de ambos se da a través de la sesión de Mentoring.  Ahí están entonces las tres posiciones creando un espacio sagrado en el que se invita a la humildad tanto para el que enseña como para el que aprende, humildad para entregar, humildad para recibir, humildad para transferir y humildad para permitir que la siembra dé una excelente cosecha.

Finalmente llegamos al PARA QUÉ de una sesión de Mentoring. Ya lo hemos venido perfilando líneas arriba, donde mencionábamos que una persona con mucha más experiencia, se coloca al servicio de su aprendiz (Esta palabra me gusta para referirme al Mentoriado) y que este pueda aprovechar la experiencia de su Mentor para que pueda avanzar y lograr sus objetivos, metas y propósitos. Este tipo de procesos los he visto mucho más en el ámbito empresarial, sin embargo, extrapolarlo a otros espacios como lo personal o familiar puede ser de gran valor. Apoyar y acompañar a una persona cuando las cosas le pueden estar saliendo de la manera que no desea, hace que la labor del Mentor abra un abanico de posibilidades para llevar al Mentoriado a obtener los resultados que espera. En el Mentoring se proporcionan consejos (cosa que en el Coaching está absolutamente prohibido) que permiten desarrollar esa confianza y toma de propias decisiones, para la consecución de los resultados que desea el Aprendiz o Mentoriado.

Qué tal si te respondes estas preguntas:

¿Qué es eso que actualmente te está generando un bloqueo y te está dejando en Stop?

¿Estás listo para darle un nuevo significado y pasar a tener corazón de aprendiz?

¿Lista(o) para que te acompañe como tu Mentor?

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Abrir whatsapp
¿Necesitas ayuda?